Después de más de medio siglo viviendo las fiestas de Santa Ana en la calle, éste es el primer año que Carlos Calahorra las vivirá desde lo más alto. Conserje del colegio Miguel Artazos desde que él tenía 22 años,  será este miércoles cuando lo haga como pregonero. A pocos días de que se suba a lo alto del balcón del Mariano Mesonada, habla de cómo conoció la noticia y, sobre todo, cómo se enfrenta a los diez minutos “más emocionantes”.

 

¿Cómo conoció que había sido elegido pregonero de las fiestas Santa Ana 2015?

Sabía que mi nombre sonaba por ahí, sobre todo porque amigos y conocidos me habían dicho que había mucha gente que quería que fuera yo. Pero lo supe definitivamente cuando Diego (Melero, nuevo concejal de Festejos), me llamó porque tenía que hablar conmigo de temas personales. Esa fue la clve porque yo no tengo nada personal que tratar con el Ayuntamiento.

 

Carlos Calahorra, nervioso y emocionado ante la idea de dar el pregón
Carlos Calahorra, nervioso y emocionado ante la idea de dar el pregón

¿Y le explicaron porqué usted?

No, aunque muchos amigos que han dicho que ha sido por una especie de votación popular. Otros años no lo han elegido así por lo que me siento aún más orgulloso.

Pero tengo claro que si me han elegido es porque soy de Utebo y siempre he vivido aquí. Sé que me han elegido por haber estado 35 años en el colegio. Entré como un crío, con 22 años, y he estado siempre en la escuela. En ese tiempo han pasado tres generaciones. Yo he conocido a gente que casi tiene 50 años ahora, a sus hijos y a sus padres. El otro día estuve haciendo la cuenta y puedo asegurar que he visto pasar a todo Utebo, al menos hasta que esto empezó a crecer. Es por eso seguro.

¿Hará referencia a ellos el jueves?

Quiero hablar de lo que recuerdo yo de pequeño, de cuando empiezas a salir con la cuadrilla de amigos y de cómo era la vida entonces. Creo que muchos se verán reflejados. Pero también quiero hablar del colegio y de la gente que ha pasado por él.

¿Ese era su hilo inicial?

Al principio quería hablar de las fiestas pero era un tema del que no sacaba mucho porque siempre son lo mismo y anécdotas tampoco eran tantas. Al ver que no podía sacar un pregón entero, me puse nervioso y vi que lo tenía que cambiar. Un amigo me ayudó a encauzarlo y más o menos lo tengo ya. Me falta el final, que es lo más complicado.

Entró como conserje del Miguel Artazos en 1980, el año en que abrieron el colegio. Desde entonces, ha visto pasar a tres generaciones completas

¿Por qué es lo más complicado?

Porque no quiero olvidarme de nadie. Entre tanta gente me voy a emocionar y estaré muy nervioso y desde luego no quiero salir para decir dos tontadas.  Me imagino mucho ese momento. Sobre todo al principio por los nervios pero ahora que veo que me quedan pocos días y veo que no me queda nada

¿Cómo está viviendo su familia la espera?

En mi casa mi mujer y mi hijo están muy contentos contentos. Mi mujer hacía años que quería saber qué hacía falta para ser pregonero en Utebo. Le hacía mucha ilusión.

¿Y a sus amigos? ¿Ha recibido felicitaciones?

Muchas, incluso cuando se suponía que era un secreto había quien me daba la enhorabuena. ¡Incluso fuera! Acabo de volver de estar unos días en Benasque y un chico de aquí que está trabajando en temas de turismo, cuando fui a saludarle, me felicitó. Ahora no hay nada lejos.

Además del pregón, ¿vivirá las fiestas de forma distinta?

Las viviré como siempre. Estaremos en la calle y en la peña La Bicicleta de la que soy miembro desde el 77. La pasaré con mis amigos en la peña, en la calle, en las vacas, donde sea. La cosa es pasar un rato.

Y ya, a pocas horas de que llegue su momento, ¿en qué piensa?

En lo nervioso que estoy y en hacerlo bien.  Y en que cualquiera no es pregonero de las fiestas de su pueblo. Cuando tu pueblo te elige es un orgullo. Yo estoy muy orgulloso y estoy convencido de que no olvidaré estas fiestas.

 

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. Enhorabuena Carlos! Un conserje que se sabe el nombre de todos los niños. Seguro que en septiembre te piden más de un autógrafo.
    Allí estaré el jueves!

Dejar respuesta