En un balcón, en una terraza o, los más valientes, en un terreno. Cualquier sitio es perfecto para establecer un huerto urbano en la ciudad. Y es que ya no es necesario contar con una dinastía  a tus espaldas de afanados agricultores y hortelanos para hacer crecer unas lechugas. Y, aunque claramente no van a poder ser el sustento de una familia, sí que se ha convertido para muchos en una forma de entretenimiento más y de tocar la naturaleza aunqeu sea con la punta de los dedos.

Los huertos urbanos es un fenómeno de moda. La decisión de la primera dama de los Estados Unidos, Michelle Obama, de dedicar una parte de los jardines de la Casa Blanca a cultivar toda clase de verduras no hará más que dar más caché y prestigio a un fenómeno en alza en los ambientes más “in” de nuestras ciudades.  Y ya no solo en terrazas, también en terrenos municipales.

Utebo, por ejemplo, cuenta con dos zonas de huertos urbanos y está a punto de sumar un tercero al que pueden acceder, a través de un concurso, a uno de los terrenos donde plantar hortalizas, flores o plantas aromáticas.

 

Además de un espacio con toda la luz directa posible, dependiendo del terreno del que dispongas podrás cultivar mayor cantidad y variedad de alimentos. Lo ideal es poder aprovechar una terraza o una azotea. Si no es posible, puedes organizarte para montar tu huerto urbano en un balcón o frente a una ventana con bastante luz gracias a los huertos verticales.

Actualmente muchos son los modelos de recipientes que puedes encontrar para llevar a cabo tu cultivo en casa, como los huertos en altura de diferentes tamaños, pero su cuentas con menos espacio puedes fácilmente utilizar diferentes macetas o un huerto vertical, y para plantar las semillas con cualquier recipiente pequeño (los de los yogures son ideales para esto) puede servir.

Un huerto urbano en que estas mismas verduras son tratadas como cualquier otra planta de jardín y alimentadas y protegidas contra los insectos con productos creados por la industria para tal fin, se puede afirmar que constituye un autentica aberración y un despilfarro de medios. Los mismos vegetales – de igual mala calidad me refiero- se pueden obtener en cualquier supermercado. Y mucho más baratos.

Dejar respuesta