¿Correr crea adicción?

5

Cuando uno lleva un tiempo saliendo a correr con regularidad, y quiero recordaros cuando en el artículo anterior hablaba de esa tercera fase en donde disfrutamos corriendo y nos sentimos bien, y es entonces cuando nos damos cuenta que necesitamos esa dosis diaria de ejercicio para que nuestro cuerpo y nuestra mente consigan el equilibrio necesario para desarrollar las actividades diarias.

 

Los beneficios que conseguimos con una dosis adecuada de ejercicio, son muchos y muy diferentes, y yo los voy a ir describiendo en tres ámbitos diferentes:

  • Físico
  • Psicológico
  • Social

 

Dentro de los aspectos físicos y saludables, como todos sabemos el salir a correr entre tres y cuatro días a la semana, generan tantos beneficios que sería imposible explicarlos en un solo artículo, así que solo mencionaremos los más importantes:

En principio el hacer ejercicio, realiza un ajuste cardio-vascular, que evita o reduce el riesgo de muchas enfermedades.

Reduce las grasas y a su vez la obesidad, gran problemas de las sociedades modernas.

Fortalece el Sistema muscular, dando el tono necesario para padecer menor número de dolores y molestias, y además nos da un aspecto más saludable y por supuesto nos vemos más guapos.

Fortalece el sistema óseo, con lo que a la larga también previene problemas que nos encontraremos más tarde en nuestra vida.

A nivel digestivo y glandular también hay una mejora, ya que conseguimos que nuestra maquinaria, que la vamos engrasando a diario, funcione con mayor precisión y podamos disfrutar más de los alimentos y comidas que realicemos.

 

En cuanto a los aspectos Psicológicos, que muchas veces no nos planteamos la necesidad del deporte por estos motivos, creo que son los más importantes.

Pondría en primer lugar, la gran disminución del estrés, cuando uno hace deporte. Y como ejemplo de ello, y todos los corredores lo sabemos, cuando estamos lesionados o no podemos salir cada día a hacer nuestra sesión de carrera, el sistema nervioso esta alterado y nos sentimos muy nerviosos.

Dormir mejor, después de haber disminuido el estrés, conseguimos estar mas tranquilos, además de más cansados, con lo que nada más irnos a la cama, caemos como si fuéramos un bebe.

Mayor concentración para realizar los trabajos y tareas, dándonos cuenta que somos capaces de realizarlos con mayor rapidez y eficiencia.

Tranquilidad, después de una sesión de deporte, estamos tranquilos y relajados, con lo que podemos enfrentarnos a situaciones con mucha más presión, viendo con claridad la resolución de problemas.

 

Y ya por último, pero no por ello menos importante, el aspecto social, las personas que realizan de manera regular algún tipo de deporte, son admiradas y respetadas por la gran mayoría. ¿Por qué esta admiración?, porque para hacer deporte hay que tener unas virtudes que no todo el mundo es capaz de llevar a cabo, en principio, constancia, para salir tengas ganas o no, estés cansado o no; espíritu de sacrificio, cuando estás entrenando hay que superar el cansancio, hay que superar las inclemencias del tiempo (calor, frío, viento), los obstáculos que nos pone la orografía (cuestas, agujeros, bordillos, etc) y otros.

El salir a correr fomenta las amistades, cuando nos juntamos con gente que le gusta correr, se va creando un vínculo de amistad que es muy fuerte y muy sano, pues aunque disfrutemos haciendo esta actividad, siempre está presente el sufrimiento y esto hace que valoremos más el esfuerzo que realiza cada uno de los compañeros que tenemos al lado.

 

Todo lo que he expuesto anteriormente es importante, pero la realidad de un corredor es que cuando se calza las zapatillas y sale a correr, se siente libre, se encuentra bien, su cuerpo y su mente pasan a otra dimensión donde desaparecen los problemas, las preocupaciones y es un espacio de tiempo de bienestar y satisfacción. Por esto, los corredores decimos que correr no es solo hacer deporte, es una filosofía que dirige nuestra vida.

5 Comentarios

  1. Muy interesante y verdadero, me siento muy indentificada, yo ya tengo ese veneno metido en las venas, qieejor droga que el deporte, una inversión en salud a largo plazo.
    Enhorabuena por el articulo y muchisimas gracias por compartirlo un besazo.

  2. Que razón tienes,en el libro nacidos para correr el cual aconsejo leer hay una cita que dice “no dejas de correr porque te haces viejo, sino que te haces viejo porque dejas de correr”.

  3. Además, hay una diferencia con otros deportes, que sin demerecerlos, creo que están, si me permites, en desventaja: Correr se hace al aire libre. Respiras aire no viciado, el viento te azota la cara, sientes el calor del sol o el frío invernal, los olores del campo o de la ciudad… Y otra ventaja, que para algunos es desventaja, es que no necesitas a nadie para practicarlo. Tú solo. Si necesitas lo que llamamos “una carrerita”, te pones tus zapatillas y sales con tu soledad, con tus pensamientos, tus preocupaciones. Y cuando acabas, todo tiene una importancia relativa. Ves las cosas de otra manera. desde otro prisma. Tienes más paciencia con los demás y contigo mismo.

  4. Hilario tengo que felicitarte por esas palabras y reflexiones de tus comentarios.Porque te entiendo y he podido tenerte como entrenador y hemos corrido y pasado muchas horas juntos.El correr es la droga más sana del mundo,notas sensaciones ,te encuentras momentos mejores o peores personas con tus mismas ideas referente al deporte en resumidas cuentas un cómputo de cosas todas beneficiosas para cualquier persona.Mi caso empece a correr por sobré pesó 110Kilos y conseguí bajar a 87Kilos y poder hacer la Maratón de la Expo en el 2008.Yo doy fe de que todo lo anterior que has dicho lo he podido experimentar.Yo tenía unas fuertes migrañas y bajando de peso desaparecieron.luego por motivos de trabajo he llevado mucho extres y gracias al correr me ha ayudado mucho .Gracias por esta difusión tan importante y verdadera para todas las personas que creímos y creemos en ti .ENHORABUENA.

Dejar respuesta