El 25% de los comercios de Utebo ha cerrado por la crisis

0

Las ventas se han reducido en un 40% desde septiembre. Actualmente existen 350 negocios, casi todos dedicados a servicios de proximidad. La distancia con Zaragoza, gran lastre

En los últimos tres años, cerca del 25% de los comercios que existían en Utebo han tenido que cerrar sus puertas, según cifras del sector. Unos datos a los que se les suma la mala situación del sector, que arrastra un descenso de ventas de casi el 40% de media desde septiembre de 2012, aunque algunos comerciantes aseguran puede superar la mitad de lo que percibían hace unos años. Según datos de la Asociación Utebo Comercio y Servicios, los cierres comenzaron a mediados de 2010, algo más tarde que en grandes ciudades como Zaragoza, donde los primeros arrancaron ya en 2009.

En esta situación ha influido la presencia de centros comerciales , especialmente Puerto Venecia y Plaza Imperial, que han aglutinado a más del 50% de la clientela de Utebo, la misma que opta cada fin de semana por salir fuera del municipio a comprar. “Es muy difícil competir con la comodidad que supone hacer todas las compras en un mismo lugar y más cuando en el mismo recinto tienes oferta cultural y gastronómica”, señala Daniel Rodríguez, presidente de la Asociación.

“Ésta siempre ha sido una plaza difícil para torear, donde a la cercanía con Zaragoza se le suma el alto precio de los alquileres para los locales pequeños y medianos de Utebo, sobre todo en zonas como avenida Zaragoza o avenida Navarra”, señala Rodríguez, y que dificultan aún más el desarrollo de unos negocios ya de por si con ingresos discontinuos.

Para evitarlo, desde Utebo se está luchando por poner en marcha iniciativas que sirvan para promocionar el comercio de proximidad y todas sus variedades y demostrar que “no hay necesidad de salir fuera” porque “existe una amplia oferta para cubrir todos los ámbitos domésticos y profesionales”, tal y como señala el propio Rodríguez.

RED DE COMERCIOS
La falta de promoción es una de las principales quejas esgrimidas por los comercios y contra la que se está intentando luchar desde la propia asociación. De hecho, la creación de una red de comercios pública y accesible es ahora el objetivo en el que se quieren centrar, encarada, en gran medida, a la campaña de rebajas de verano.

Con ella, esperan poder mejorar los datos de la campaña de navidad, que pasó desapercibida para muchos comercios, cuando a pesar de los altos descuentos no consiguieron hacer la caja de otros años.
En este sentido, se pretenden elaborar campañas publicitarias y actos lúdicos en la calle para atraer a los vecinos a las tiendas, todo financiado a través de las aportaciones de los propios comerciantes y gestionado por la asociación que preside Rodríguez. De momento están ya trabajando en un acto que podría llevarse a cabo, si no hay cambio de fechas, el próximo mes de julio.

En otro orden de cosas, cabe recordar también que el Instituto Aragonés de Fomento otorgó el pasado mes de marzo 10.000 euros al Ayuntamiento para promover actividades formativas y de asesoramiento empresarial. El objetivo primordial era ampliar la viabilidad de los proyectos de nuevos emprendedores. A este dinero se le suman los cerca de 60000 que el Ayuntamiento ha destinado ya a formación y ayuda a emprendedores.

A pesar de todo y de las cifras que afloran los cerca de 1700 parados de una población de casi 19.000 habitantes, aún hay negocios que están intentando abrir sus puertas, especialmente dedicadas al mundo del servicio. Entre ellas, centros de belleza o peluquerías así como infinidad de establecimientos hosteleros.

 

Dejar respuesta