El Club de Tenis de Mesa Utebo pide abrirse camino

0

Son pocos pero fuertes y decididos. Los 35 jugadores que forman parte del club de tenis de mesa Utebo trabajan, día a día, por abrirse camino en este deporte y demostrar que, en Utebo, también hay calidad.

Desde que empezaran a jugar “casi entre amigos” hace cinco años, los miembros de este club han recorrido media España moviendo su pala. Con ella, y contra todo pronóstico, se han ido colgando, poco a poco, algunas de las medallas más importantes a nivel regional. Campeones de Aragón a nivel alevín, tanto en individual como en equipos, se ha consagrado ya como uno de los mejores equipos de la provincia de Zaragoza y, a nivel nacional, está a un nivel medio.

David Martínez encabeza este proyecto. Entrenador del club, fue uno de los máximos impulsores de su creación y aún hoy es quien se asegura, en gran medida, de que todo funcione. “Empezamos como una actividad de tiempo libre para adultos y, al final, nos hemos convertido en un equipo que representa a Utebo allá donde va”, señala Martínez.

Así, hasta la fecha, han llevado el nombre del municipio por todo el norte de Tenis de mesa_Temporada 2016 2017.jpgEspaña. Y, esta temporada, seguirán luciendo los colores allá donde vayan. Les esperan Pamplona, Irún y San Sebastián en los próximos meses, en copas y torneos en los que se enfrentarán a los mejores palistas de la mitad del país.

Pero 2017 no va a ser un año normal para este club. Su insistencia tanto ante las federaciones como ante el resto de equipos y su buena disposición han favorecido que fueran elegidos este año para acoger el torneo más importante a nivel regional. Aunque aún no hay fecha cerrada y están pendientes de conocer los espacios municipales que estarán disponibles, está previsto que Semana Santa sea la fecha elegida.

más de 250 PALISTAS deL norte de España visitarán UTEBO ESTA SEMANA SANTA

En ese momento, más de 250 chicos de la zona norte de España visitarán la localidad, acompañados de familiares y aficionados a este deporte. “Para nosotros va a ser todo un reto organizar una prueba como ésta; estamos deseándolo por el respaldarazo que supone para nuestro club y para promocionar este deporte entre todos los vecinos”, añade el entrenador.

Alojamientos, transporte y mucho más tendrán que preparar para acoger la cita. Aunque este tipo de eventos no les viene de nuevas. Desde hace tres años, todos los miembros del club vienen ensayando en la organización de torneos con la celebración del Ciudad de Utebo, que en su última edición fue la prueba de esta modalidad que más inscripciones alcanzó de todo Aragón. En el último año llegaron a juntarse 96 deportistas y todo a pesar de ser la más joven de toda la comunidad.

 

EN CONSTANTE CRECIMIENTO

Tenis de mesa_Temporada 2016 2017.jpg“En Zaragoza ya reconocen que hemos crecido mucho y eso es bueno; esperamos que también salgan más equipos en el resto de Aragón para poder viajar más”, añade.

Y es que, a pesar de ser uno de los deportes con más fichas federativas a nivel mundial, en gran parte gracias a la afición asiática, en España no es tan practicado. En Utebo intentan darlo a conocer por todos los medios para atraer a nuevos miembros. Lo hacen a través de las redes sociales, de cartelería, en colegios, institutos y en cualquier rincón que se precie. Pero, sobre todo, abogan por el boca a boca.

“Al final lo que mejor nos funciona es que los propios chicos traigan a sus amigos; prueban, les gusta y se quedan”, asegura Martinez. Ahora su máximo objetivo sería atraer más féminas pues sólo cuentan con una que es, además, “un auténtico crack jugando”. “Éste es un deporte completísimo para todos, tanto niñas como niños, porque mezcla coordinación, físico, concentración y ganas de superarse a si mismo. Pocos deportes pueden presumir de aportar tanto al crecimiento de un chaval”, matiza el entrenador.

 

 

DEPORTE SACRIFICADO

Eso si, también es sacrificado para quien juega y para sus padres. Juegos escolares, liga, circuitos y torneos por toda España forman parte de la competición. Pero en este club lo salvan haciendo una piña. “Si tenemos que irnos  a un torneo en Navarra, por ejemplo, buscamos siempre una casa rural económica para poder dormir todas las familias en ella. Así comemos, jugamos, y pasamos un fin de semana divertido entre amigos”, matiza.

Un sacrificio que, al final, se ha convertido en afición. “Al final nos hemos convertido en una gran familia que lo pasa bien haciendo lo que le gusta; en nuestra camaradería radica el éxito que estamos teniendo”, concluye.

Dejar respuesta