Katas y artes marciales de primer nivel internacional desde Kárate Utebo

25 AÑOS EN UTEBO

0

Pocos clubes pueden presumir de contar, entre sus filas, con algunos de los mejores deportistas de su modalidad en España y, además, seguir creando ilusión con una cantera que supera el centenar de personas. En un tatami que no alcanza los 20 metros cuadrados, los integrandes de la Asociación Deportiva Kárate Utebo han conseguido crear, en casi 25 años, un equipo de primer nivel y reconocido fuera de sus fronteras por el que han pasado varias generaciones de Utebo y de los municipios cercanos y que encuentra, en su mayor estandarte, a Antonio Martínez Amillo, campeón del mundo por equipos y deportista de élite durante 20 años.

“Antonio es un fuera de serie, sabe detectar y trabajar a aquellos alumnos que pueden despegar en la faceta deportiva” , tal y como ha señalado Israel Rodríguez, coordinador del club. Él, junto a Martínez, son los dos principales entrenadores de este grupo, que cuenta entre sus filas con Marcos Martinez, campeón de Europa de Cata; Carlota Suárez, subcampeona de España, o Sergio Costa y Mario Lorente, campeones de Aragón.

Ellos forman parte del grupo de deportistas de este club que, a pesar de los títulos conseguido individualmente, mantiene intacto su objetivo que le vio nacer: difundir la esencia del kárate. Una esencia que radica, según ellos mismos, en el autocontrol y en el respeto al contrario. Y es que el kárate tiene como esencia la defensa y no el ataque, un principio que extiende a todas las facetas del entrenamiento y la competición independientemente de la edad.

Desde los cinco hasta los 12 años entran jóvenes que quieren iniciarse en esta modalidad, ya sea con fines lúdicos o con el objetivo de llegar a competir. “Nuestra forma de entrenar es siempre a base de juegos y no abandonamos esa filosofía ni en la edad más adulta, porque queremos que quien practique este deporte sea un apasionado”, ha añadido Rodríguez.

Por ello, han trasladado esta disciplina a todo el municipio y cuentan con equipos y horas de entrenamiento no solo en el Palacio de Deportes sino también en el Juan de Lanuza, de Malpica, donde cuentan con un equipo más heterogéneo, en el que se combinan niños y adultos. También las mujeres, que representan casi el 50% de los deportistas del club. Es un deporte muy mixto y, a diferencia de otros tiene menor tasa de abandono.

“Desde el principio hemos querido que la gente que pase por kárate tenga una buena experiencia y, si en un momento dado no quieren seguir en la faceta deportiva, puedan sentirse integrados en el club”, han añadido. Por ello, no solo siguen ayudando a crear futuros entrenadores que aumenten el equipo técnico sino que están intentando llevar esta modalidad también a la escuela, como ya han hecho recientemente en el colegio Parque Europa con talleres prácticos y exhibiciones.

Una cuestión que también han extrapolado a lo económico, lanzando hasta 20 becas para que los niños puedan practicar este deporte aun cuando sus padres se encuentren en situación de desempleo. “Somos una asociación sin ánimo de lucro y, fuera de los gastos que tenemos, hicimos cuentas y vimos que podiamos permitirnos contar con algunos alumnos con tarifas reducidas; no queremos que nadie se quede sin practicar kárate por culpa del dinero”, ha añadido el coordinador del club.

Ahora, pocas semanas después de que haya iniciado la primavera, el club tiene la vista puesta en el Autonómico, en el que aspira conseguir buenos resultados aunque sin un objetivo marcado. “Si los alumnos quieren proponerse llegar a medalla, será cosa de ellos; nosotros no queremos presionar a ninguno. No tenemos esas aspiraciones como club, solo queremos que disfruten”, ha concluido.

Dejar respuesta