Fuerza, equilibrio y buenas tragaderas. Estos tres valores le sirvieron a los miembros de la peña Kilyakai  para alzarse con el primer premio en la segunda edición de las olimpiadas para peñistas de Santa Ana. Un primer puesto que consiguieron tras enfrentarse, durante cerca de dos horas, a peñistas de Buda, Boikot, Zarandeo, Los mineros, Cachondeo y La Cikutrina, estos últimos organizadores del evento por segundo año consecutivo.

Vueltas y muerde fue una de las pruebas más divertidas de la tarde
Vueltas y muerde fue una de las pruebas más divertidas de la tarde. M. Azanza

El parque Las Fuentes fue testigo de las treineras, en las que los mejores bebedores de cerveza medían su habilidad y, sobre todo, rapidez en ingerir un vaso y dar paso a su compañero. Velocidad también tuvieron que demostrar en Deslízate, donde simularon un parque acuático en miniatura.

Donde más risas hubo fue, sin duda, en la tercera prueba. Un palo de escoba y siete piezas de fruta tuvieron la culpa. Los participantes, uno por cada peña, debieron hacer gala de su buen equilibio y dar diez vueltas sobre uno mismo (o al menos intentarlo) antes de salir corriendo  a morder  una de las frutas que colgaban a solo dos metros de distancia. Una tarea que fue más complicada de lo que parecía y que dejó anécdotas para todos los gustos e, incluso, algún calzoncillo al descubierto.

La carrera de sacos es un clásico
La carrera de sacos es un clásico

Como en Deslízate, en esta prueba fueron los organizadores quienes demostraron más destreza.

El pique llegó, eso sí,en la cuarta con las carreras de sacos y sus relevos, que algunos no entendieron . Risas aseguradas que incluso dejaron cao al juez de la prueba y que llevó a la organización a preparar una segunda carrera, ahora si, para medir quién llegaba antes a la meta.

Los Mineros arrasaron en la sogatira
Los Mineros arrasaron en la sogatira

Con las puntuaciones muy reñidas, y con el pique a flor de piel, llegó  la quinta y última prueba: la sogatira. Los mineros, que hasta la fecha no habían ganado ninguna prueba, mostraron todo su poderío y arrasaron en la última competición (incluso descalzos). Una victoria que, sin embargo no les llevó al podio. Fueron  La Cikutrina y Buda, en segundo y tercer puesto, quienes acompañaron en el podio a los chicos de Kilyakai, que se alzaron con el jamón y el vino.

La prueba, que ha doblado el índice de participación de una edición a otra, promete proyección para las siguientes fiestas. Desde su organización, Carlos Sánchez  mostró la alegría de la peña ante la gran participación. “Ha funcionado mucho el boca a boca y gente que disfrutó el año pasado ha conseguido atraer a más peñistas”. “No esperábamos tanto éxito”, ha añadido.

No obstante, desde la peña reconocen que su objetivo para el próximo año es que haya un relevo generacional. “Lleva mucho trabajo preparar esta actividad y querríamos que peñas más jóvenes puedan hacerse cargo de ella, que recojan el testigo”, ha indicado Alejandro, el maestro de ceremonias durante toda la tarde. Un guante que ya está lanzado a la espera de que alguien se interese por mantener esta actividad que tanto éxito está cosechando.

Todos los participantes en la II Olimpiada de Santa Ana. M. Azanza
Todos los participantes en la II Olimpiada de Santa Ana. M. Azanza

 

Dejar respuesta