“Lucharemos hasta el final por subir a Segunda B”

EDUARDO CAPAPÉ

0
Eduardo Capapé, en un encuentro vistiendo los colores del Utebo

[quote_box_center]Capitán del Utebo F.C, . Nacido en 1981, a sus 31 años sigue viviendo en Miralbueno, el barrio de Zaragoza donde comenzó a jugar al fútbol. Hace casi doce años cambió la camiseta del Amistad por el azul de Utebo.[/quote_box_center]

Llega doce años en el Club y éste está cerca de convertirse en su mejor temporada. Eduardo Capapé reconoce que la llegada de Néstor Pérez al vestuario les está ayudando a mejorar resultados fuera de casa. Líderes de la tabla van a seguir luchando por conseguir los puntos de tres en tres. Este fin de semana ante el Andorra puede ser la oportunidad para seguir desmarcándose y conseguir su objetivo máximo: llegar a los playsoff.

Primeros en la tabla con 38 puntos y solo dos encuentros perdidos. Estáis arrasando…

(Risas) Arrasando tampoco. Vamos primeros pero está todo muy igualado. Tenemos que reconocer que las cosas no van mal, eso es cierto. Y desde luego estamos contentos con el resultado porque entran los balones y estamos consiguiendo poner nerviosos a los rivales.  Arrasar es lo que hace el Barcelona. Nosotros tenemos al Sariñena pisándonos los talones y este domingo, que es el último partido de la primera vuelta, nos enfrentamos al Andorra.  Si nos gana, empatarán en puntos con nosotros y la cosa ya se pondría un poco menos fácil.

Arrasando o no, la buena marcha del equipo se la debéis a la posesión de balón. ¿Crees que ese es el motivo de vuestro éxito?

No sé si será el motivo de éxito pero desde luego ayuda. En los años anteriores en Utebo solíamos meter más la pelota, aunque fuera de casa nos centrábamos más en defender. Siempre nos costaba tocar el balón. Pero creo que el éxito de este año viene más por las ganas que tiene todo el mundo de ganar. En el vestuario, en el banquillo y en los entrenamientos. Se nota en todo porque el ambiente es inmejorable. La gente que viene nueva aprecia mucho esto, que esta años luz de otros de cómo te trata la gente.

¿Cómo os veis en ataque?

Las cosas están saliendo bien gracias en parte a la gente que está arriba, que tienen gol y que aprovechan cada momento para intentar atacar. Pero sobre todo lo que Néstor intenta inculcarnos es que tenemos que hacer una presión muy arriba para recuperar y meter gol más fácilmente. Y, hasta la fecha, funciona, sobretodo cuando jugamos en casa.

[pull_quote_right]Tenemos muy buen ataque. La gente que está arriba tiene gol y aprovechan cada momento para intentar atacar[/pull_quote_right]

Tú no estás haciendo mala temporada…

Me veo bastante bien, la verdad. Aunque no sea para tirar cohetes ni echarme flores pero creo que estoy haciendo un buen papel.De todas formas es una cuestión de conjunto, de equipo. Ha llegado un momento en que todos damos todo en el campo y nadie sobresale por encima del resto. En los partidos, cuando ves un cambio desde el cesped resulta casi imposible decir si el cambio ha sido bueno o no porque nunca el que sale es mejor que el que se va ni al revés. Y eso, creo, es muy importante para hacer equipo.

Mejores o no la veteranía es un grado y tiene que notarse en el vestuario. ¿Hay alguno que sea proclive a dar discursos moralizantes?

(Sonrisas) Desde luego yo no. Aunque David Roldán si que es un habitual. Él y Manolo Franco. Intentan apretar a la gente y meter en el partido al equipo.

¿Y el entrenador no?

No es de mucho discurso, la verdad. Nos deja jugar. Normalmente los domingos cuando hay partido no habla ni antes ni durante. Eso si, cuando llega el entreno siempre nos dice “así si o así no” a cómo estamos desarrollando las jugadas y es muy de parar el ejercicio para hablar y explicar. De todas formas tampoco se puede decir que suela estar calmado y menos cuando ya le han echado un par de veces (ríe). Eso si, broncas pocas.

Pelear por los tres puntos en cada partido tiene que suponer mucha tensión. ¿Eres de la teoría de que no existe rival pequeño?

Creo que existen rivales grandes. La tensión depende mucho de a quien te enfrentes y depende del equipo que haya tensión. No es lo mismo jugar contra el Sariñena o Andorra que contra el Almudevar. Aunque no debería ser así, cuando el encuentro es contra alguno de los que están entre los primeros sales más centrado para evitar que te metan cinco goles. Es más satisfactorio decir cuando acaba el partido “os hemos ganado”.  De todas maneras tampoco hay que fiarse porque esta temporada hemos estado a punto de perder frente a equipos a los que deberíamos ganar sin problemas. Confiarse nunca es bueno.

[pull_quote_left]El domingo no habrá sorpresas ante el Andorra. Vamos a salir a ganar[/pull_quote_left]

strong>Hablando de los grandes equipos, ¿cómo valoras a vuestros rivales más directos?

Está siendo una temporada muy dura. El Sariñena, por ejemplo,  no empezó bien la temporada y sin embargo lleva varios partidos sin que les metan gol y que han ido ganando. Están haciendo las cosas bastante más brillantes que en los primeros encuentros y en cualquier momento pueden ir ellos por delante nuestro. Es un equipo que mantiene a muchos jugadores veteranos y ese es su principal arma, que se conocen, saben como juegan y están mejorando partido a partido.

El Atlético de Monzón, sin embargo, no lo veo tan fuerte como al Sariñena porque fuera de casa ha hecho partidos que no les corresponden a un equipo que está peleando por el liderato. En Borja, por ejemplo, recibieron una auténtica goleada y no consiguieron marcar ni un solo gol y eso no puede ser para un equipo que va tercero.

 ¿Y vuestro rival de este fin de semana?

Ha cambiado mucho la  plantilla y aún no he podido verles jugar. De todas formas, el Andorra ha estado primero y, aunque ahora le sacamos tres puntos, nunca se ha desmarcado de puestos de ascenso.  Malos desde luego no son porque están ahí, peleando. Pero insisto en que, aunque el Andorra es uno de los conjuntos históricos de Aragón, tras su paso por SegundaB y la marcha de la mayoría de sus jugadores es difícil valorar. Este fin de semana veremos si son tan buenos como dicen.

¿Habrá sorpresas?

Esperemos que ninguna.  Este domingo vamos a salir a ganar, eso es todo. Lo haremos con mucho cuidado y con un único objetivo: llegar a 2013 siendo líderes. Si seguimos así estaremos entre los cuatro mejores y quien sabe si acabamos ganando. De momento, frente a Andorra no caben sorpresas. Solo ganar, ganar y ganar.

Dejar respuesta