Ni usted ni yo somos tontos

0

Sí teníamos algunas cajas de ahorros indignas, ahora les toca el turno a las aseguradoras. Vidalia, una aseguradora en el ramo de vida y ahorro ha salido estos días a la palestra y no precisamente por su gestión y rendimiento sino por servir de soporte a una panda de chorizos que nos han robado a todos. La jueza Alaya ha encausado a dirigentes de la aseguradora como comisionistas en el asunto de los ERES de Andalucía.

Desgraciadamente el choriceo es algo intrínseco de gran parte de nuestra población. El asunto de los ERES FALSOS se destapó por la denuncia de unos empresarios hosteleros a los que se les intentó cobrar unas comisiones por unas subvenciones que ni habían solicitado ni les eran necesarias.

Personas como usted y yo han recibido indemnizaciones por empresas en las que jamás trabajaron. CCOO y UGT cobran habitualmente en todas las negociaciones de ERES que se tramitan. Esta práctica habitual no tiene mayor importancia sí dicha negociación se realiza con empresas que realmente necesitan de un ERE, pero no tiene un pase el hecho de cobrar en empresas inexistentes sobre contratos inexistentes.

La connivencia o el descuido institucional han hecho que el PSOE de Andalucía se vea una vez más manchado. Mientras que su Presidente Sr. Griñán niega la mayor, su predecesor Sr. Chaves desaparece de la escena pública. El primero niega su “responsabilidad política”. Sr. Griñan, los españoles no queremos su responsabilidad política, sí es usted culpable, queremos su responsabilidad civil y penal.

Es hora ya de que la llamada “responsabilidad política” desaparezca de nuestro vocabulario. Esta responsabilidad a la que todos nuestros representantes, de uno u otro signo, se refieren, no es otra cosa que el intento de hacernos creer que con un castigo en las próximas elecciones quedará toda la deuda saldada ¡ Como sí en un sistema de listas cerradas fuera posible¡.

¡No ,señores dirigentes¡, Su responsabilidad ha de ser penal o civil, o lo que es lo mismo, el que la haga que pague con la cárcel y con sus bienes.

En mi profesión veo a diario como muchos compatriotas demandan al Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), sueldos que ya han cobrado e indemnizaciones  que no se corresponden con sus derechos. Trabajadores, empresas y sindicatos pactan a diario indemnizaciones cobradas pero que en aras a la paz social son reclamadas al FOGASA, Abogados y jueces, en una dejación de funciones permiten que estos tratos se den. El resultado, que el  Fogasa pague dos veces lo mismo. Nosotros somos el Fogasa.Es nuestro esfuerzo quien nutre de fondos al organismo.

Es lamentable pero la realidad es que somos un país de corruptos, y somos tan tontos que los que pagamos dicha corrupción, la justificamos según quien sea el autor. Somos tan tontos que un parado perteneciente a UGT o CCOO justifique los cursos que no se realizan y las comisiones de un ERE. Somos tan tontos que un simpatizante de PP o PSOE perdone casos como Bárcenas o ERES. Somos tan tontos que sí nuestro vecino cobra una ayuda que no le corresponde nos callamos e incluso envidiamos.

Sí queremos que las cosas funciones debemos corregirnos. Usted y yo no somos tontos.

 

Dejar respuesta