Todos los partidos se unen para pedir a Fomento la liberación de las AP2 y AP68

0

Todos los partidos con representación en el Ayuntamiento de Utebo se han unido este jueves para solicitar al Ministerio de Fomento que liberalice las autopistas de pago Ap2 y AP68 y poder así liberar de tráfico a la N-II y la N-232, dos de las vías más transitadas diariamente en Aragón y que registran mayor siniestralidad.

Esta petición vendrá acompañada, además, por la petición de que se avance en el desdoblamiento de la N-232 en el tramo de Mallén y que se retomen los estudios para desdoblar el resto del recorrido por Aragón y hacer de ésta una vía más segura.

A petición del grupo de Izquierda Unida, los distintos grupos se han mostrado a favor de una medida que creen puede ayudar a reducir la siniestralidad al volante y salvar vidas humanas. Precisamente, desde esta formación, Rosa Magallón, ha celebrado el apoyo de todos los grupos a lo que ha calificado como “una reivindicación histórica y urgente para los aragoneses y uteberos”.

Desde el resto de grupos, Marigel Larraz, del PP, recordó que la liberalización de las autopistas supondrá un coste para los españoles, pues las concesionarias tienen el derecho de explotación hasta 2021 pero insistió en que “tenemos que defender la seguridad por encima de todo”.

También Ciudadanos hizo mención al coste económico que supondrá la liberación y dudó de la efectividad de desdoblar la N232 por todo Aragón, especialmente por los Monegros por lo que consideró su alto impacto ambienta, aunque su portavoz, Antonio Lahuerta, no dudó en asegurar que “apoyaremos la recuperación para nuestro territorio de estas vías”.

Juan Jericó, de CHA aseguró que en su opinión la medida se queda corta y que las aspiraciones de su grupo es que la liberalización sea completa, desde Navarra hasta Castellón.
El alcalde y portavoz socialista, Miguel Dalmau, apuntilló además que esta reivindicación “llevamos escuchándola muchos años” y que el problema, en su opinión, “es que gobierne quien gobierne en España, ninguno tiene voluntad política de liberalizarla”. “No lo hizo Aznar ni tampoco Zapatero”, aseguró.

Ahora, esta demanda se hará llegar al ministro de Fomento en funciones y al consejero de Vertebración Territorial del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, así como a los grupos políticos del Congreso y Senado para que sean conscientes de un problema aragonés que lleva coleando desde la década de los noventa sin obtener ninguna solución.

Dejar respuesta